Cadencia final. Saphie indica que entramos al break y nosotros terminamos siguiendo la sinuosa melodía hasta la última frase. Nos miramos. Es la primera vez que tocamos juntos y algo especial está sucediendo.
Somos parte de un pequeño milagro, una maravilla del azar.
Cuatro personalidades que coinciden y juntos hacen surgir una nueva: la de los Swing Cats.
Nada premeditado, vamos descubriendo un repertorio que rápidamente se hace nuestro y nosotros suyo.
Simplemente dejándonos llevar el tiempo nos lleva hasta donde estamos ahora.
Después del inicio casual el trabajo se vuelve más artesanal para así dar forma a lo que somos: Los Swing Cats